Ocurre cada tanto

Una foto y un poema
por Ana Armendariz y Paz Levinson